domingo, 27 de mayo de 2012

OSHO URUGUAY: OSHO EN URUGUAY

OSHO URUGUAY: OSHO EN URUGUAY

OSHO VIVIO EN URUGUAY
Marzo-Junio 1986 : El 19 de Marzo, Osho viaja a Uruguay. El gobierno de este país programa una conferencia de prensa para el 14 de Mayo durante la cual anunciará que se otorgará residencia permanente a Osho en Uruguay. El Presidente de Uruguay, Sanguinetti, más tarde admite que recibió una llamada de Estados Unidos la noche anterior a la conferencia de prensa. En esta llamada se le dijo que si permitía a Osho la estancia en Uruguay, la deuda de seis millones de dólares que Uruguay tenía con Estados Unidos, debía ser pagada inmediatamente y no se autorizarían más préstamos. El 18 de Junio Osho recibe la orden de abandonar Uruguay.

Algunos de nuestros lectores probablemente no sepan cuán cerca lo tuvimos a Osho. Las circunstancias de su viaje no fueron las más propicias, fue parte de lo que se llamó la Gira Mundial, un forzado peregrinaje tras el cierre del 'Rancho' (Rajneeshpuram), la comuna en Oregón, por parte de las autoridades norteamericanas. La negativa de muchos países de acordarle visa forzó a la caravana a volver a Puna, India, de donde habían partido varios años antes, y donde se encuentra actualmente la Comuna.
Estos son parte de los recuerdos de Ma Prem Shunyo:
Hasya and Jayesh acababan de llegar a Montevideo y encontraron una casa para Osho en Punta del Este. Se decía que era como la Riviera de Sudamérica, y probó ser tan bello que quedamos asombrados que el resto del mundo no supiera nada del lugar.
Al día siguiente, Jayesh, Anando y yo manejamos durante tres horas a través de la campiña, plana y verde, hacia Punta del Este. La casa estaba a tres minutos de caminata de las dunas de arena que llevaban a una extensa y llana playa ¡y al mar! Se decía que el aire marino en esta área era bien conocido por sus poderes curativos y olía limpio y dulce.
La casa era magnífica, y como había sido construida originalmente como dos casas, luego unidas, era enorme. Afuera, enmarcado por altos eucaliptus con sus troncos descascarados multicolores, había un parque de césped (grama), una piscina y cancha de tenis. El vecindario superaba a Beverly Hills, dijeron Hasya y John, quienes habían vivido en Hollywood antes de mudarse a Rajneeshpuram. Los cuartos de Osho se encontraban arriba de unas ondulantes escaleras. En el pequeño descanso pusimos Su mesa de comer, en frente de un angosto ventanal de 10 metros de alto, a través del cual se podían ver los árboles. Había un pequeño corredor y en un extremo, un amplio y moderno baño, casi tan bueno como el que Osho tenía en Rajneeshpuram, en el otro, un dormitorio. El dormitorio no era el más grande pero era el único cuarto en la casa con aire acondicionado y total privacidad. Era oscuro y un tercio de él estaba particionado por una puerta corrediza de roble. Este pequeño cuarto siempre nos produjo una extraña sensación y siempre tuvo un olor raro. Acostumbrábamos bromear acerca de que debía haber un fantasma. Pero la casa estaba inmaculadamente limpia y Osho estaba conforme.
Cuando Osho llegó, caminó con Su mano en Su cadera admirando la casa y los jardines. Después de un par de días vino a sentarse al jardín todos los días. Era tal la alegría de verlo bajar esas escaleras, tomado de la mano de Vivek, pasar por la piscina hacia Su sillón, ya preparado, esperándolo. Un día vino luciendo lo que yo llamo su camisón de dormir, una larga bata blanca y sin sombrero, pero con sus anteojos de sol Cazal, aquellos que solíamos llamar sus anteojos de mafioso. La escena tenía un aire íntimo y excentrico. En ocasiones, trabajaría algo con Hasya o Jayesh y a veces con Anando, o simplemente se quedaría sentado, en una quietud perfecta, quizás por dos o tres horas, hasta que Vivek pasara a buscarlo para avisarle que Su almuerzo estaba listo. Nunca leía nada, nunca cambiaba de posición en el sillón, simplemente permanecía sentado inmóvil.
Mientras El estaba sentado por la piscina nosotros nos manteníamos discretamente fuera de su vista. Osho, sin pedirlo, siempre crea un sentimiento en la gente de respetar Su privacidad. Cuando El está con nosotros en un discurso, nos dá tanto, que si El camina alrededor del jardín, o cuando come, lo dejamos totalmente para si. Si El se encontrara, por pura casualidad, con alguien, entonces es impresionante ver con qué totalidad El saluda a esa persona; Su mirada lo penetrará, y yo he quedado conmovida tras encuentros accidentales con El, pero aún así, se siente mucho mejor respetar Su privacidad. Así pues, aunque vivíamos en la misma casa con Osho, El se sentaba solo cuando no nos hablaba en el discurso.
Anando nos contó acerca de un día cuando estaba sentada con Osho en el jardín leyéndole recortes de diarios y cartas de Sus discípulos. Sopló un fuerte viento del mar y los altos árboles que rodeaban la casa comenzaron a mecerse y sacudir sus pinochas como una lluvia de pequeñas piedras. Las pinochas caían alrededor de ella y de Osho, y ella le urgió a correrse bajo el reparo del techo. El dijo en una voz totalmente desapasionada, "No, no, no me golpearán," y se quedó tranquilamente sentado allí mientras Anando saltaba por las pinochas que caían por todos lados. Ella recordaría cuán calmado El estaba y cuán natural su certeza de que no recibiría un golpe.
Ma Prem Shunyo Días de Diamante con Osho, Cap 14: Uruguay

OSHO URUGUAY: TANTRA Y ENERGÍA


OSHO URUGUAY : TANTRA Y ENERGÍA
Al comienzo de la unión sexual,
mantén la atención en la llama inicial y consérvala,
evitando los rescoldos del final.


El Tantra dice: retoma al centro que siente. ¿Cómo hacerlo?
Vamos a adentramos en estos versos; son sutras y cada uno de ellos es un esfuerzo para volverte uno.

El primero:
Al comienzo de la unión sexual, mantén la atención en la llama inicial y consérvala, evitando los rescoldos del final. El sexo puede llenarte profundamente y devolverte a tu totalidad, a tu ser real, a tu ser natural. Esto ha de entenderse bien:
el sexo es un acto total que te saca de tu mente, te desequilibra; por eso hay tanto miedo al sexo. Estás identificado con la mente y el sexo es un acto no-mental; te saca de la cabeza. Durante el acto no tienes cabeza, no hay razonamiento, no hay proceso mental; y si lo hay, el sexo no es real ni auténtico. No hay orgasmo,
ni tampoco dicha. Entonces el sexo se convierte en algo local, cerebral, y eso es precisamente lo que está sucediendo.
El mundo está ansioso de lujuria sexual... y no es porque se haya vuelto más sexual; se debe al hecho de que no puedes ni siquiera disfrutar el sexo totalmente. Antes el mundo era más sexual, por eso no había tanta ansia sexual; esta ansiedad demuestra que estamos desatendiendo lo real en favor de lo falso.
La mente moderna se ha vuelto sexual porque hemos dejado de lado el acto sexual; incluso éste se ha transferido a la mente; se ha vuelto mental. Piensas acerca de ello.
Mucha gente me cuenta que no puede dejar de pensar en el sexo; que les gusta pensar acerca de ello, leer, ver imágenes pornográficas... Pero cuando llega el momento del sexo, de repente, pierden el interés; incluso se vuelven impotentes. Sienten una energía vital cuando piensan, pero cuando quieren hacer el acto sexual, se sienten faltos energía, incluso sin deseo; sienten que su cuerpo se ha enfriado. ¿Qué les está ocurriendo? Incluso el acto sexual se ha vuelto mental. Solamente pueden pensar acerca de ello; no pueden hacerlo porque requiere una implicación total de su ser. Y cuando hay una implicación total, la mente se siente incómoda —porque ya no es dueña de la situación, porque no puede controlarlo todo.
El Tantra utiliza el acto sexual para integrarte, pero tendrás que adentrarte en él muy meditativamente; olvidando todo lo que has oído sobre el sexo; lo que has estudiado acerca de él; lo que la sociedad, la Iglesia y la religión te han dicho; así como tus profesores... olvida todo eso, implícate totalmente. ¡No te controles! El control es la barrera. Deja que el sexo te posea; no lo controles. Adéntrate en el sexo como si hubieras enloquecido —la ausencia de la mente te parecerá locura. Vuélvete el cuerpo, vuélvete el animal, porque el animal es total. Y tal como es el hombre moderno, el sexo puede ser la forma de hacerte total, porque
es el centro biológico más profundo; has nacido de él. Todas tus células son sexuales; todo tu cuerpo es un fenómeno sexual.
El primer sutra dice:
Al comienzo de la unión sexual, mantén la atención en la llama inicial y consérvala, evitando los rescoldos del final.Y esto hace la diferencia. Para ti el acto sexual es un desahogo; por eso tienes prisa cuando te adentras en él, porque simplemente quieres un desahogo. La energía que te desborda se descarga y sientes un alivio, pero éste es una especie de debilidad. La energía rebosante te crea tensiones, excitación; necesitas hacer algo. Cuando has descargado la energía te sientes distendido.
Puedes interpretar esta distensión como relajación, porque ha desaparecido la excitación, la energía rebosante ya no está. ¡Te puedes relajar! Pero ésta es una relajación negativa. Sisolamente te puedes relajar descargando energía, el coste es muy alto; esta relajación solamente puede ser física. No puede ser muy profunda, no puede ser espiritual.
El primer sutra dice: no tengas prisa, no ansíes el final; mantente en el principio. En el acto sexual hay dos partes: el principio y el final; permanece en el principio. La primera parte es más relajada, más cálida. No tengas prisa en llegar al final; olvídalo completamente.

sábado, 19 de mayo de 2012

Osho ®Uruguay: Tantra para todos


Osho ®Uruguay: Tantra para todos

Estas sesiones están diseñadas para que puedas conocer, explorar y practicar las profundas técnicas y enseñanzas que nos ha legado el camino Tántrico.
Están diseñadas para que en un entorno cálido, responsable, consciente y amoroso puedas explorar tu naturaleza, tu fuego, tu sensualidad y tu capacidad de relacionarte desde tu centro.
Como el tantra se relaciona mayormente con una terapia sexual o una manera de mejorar tu sexualidad, muchas veces os veis confrontados con el miedo de tener que exponeros íntimamente sin estar preparados o ser apoyados correctamente.
Es cierto que exploraremos nuestra sensualidad, nuestra relación con el cuerpo, que buscaremos la relajación y la comprensión de todas las energías que se mueven en nosotros como ser humano. Esto lo harás a tu ritmo y siempre tratándote con sumo respeto.
La esencia de la enseñanza tantrica es que al conocerte a ti mismo, al disfrutar de tu cuerpo como templo del ser, al abrazar tus contradicciones y tus emociones puedas relacionarte con el otro desde tu centro con amor.
Primero te enamoras de tu propia energía, de tu propia individualidad y luego permites que este amor se comparta.
Para la liberación, relajación y centramiento de tus energías utilizamos meditaciones y técnicas de diferente corrientes tántricas y terapias contemporáneas.
Puedes venir solo o acompañado. Procuramos que haya un número equilibrado de hombres y mujeres.
“Tantra es un juego, Leela, el juego de la vida. Es una forma muy evolucionada de amor. ¡El amor es juego! “Osho
Coordinado por Swami Sangit
095369101
Desde exterior 0059895369101
twitter: oshouruguay@
skype: oshouruguay


ATENCION:OSHO, el diseño de la firma de Osho, el diseño de logo del Cisne, y nombres de
las 
Meditaciones dinámicas de OSHO son marca registrada de OSHO International Foundation
 No se permite sin nuestra autorización legal el uso de esta marca en todo el territorio nacional.